Bailar con el miedo

Bailar con el miedo

Ay el miedo… ¿Qué harías si no tuvieras miedo?, te animo a que pares un momento y te hagas esta pregunta, merece la pena que te tomes esa reflexión antes de que hablemos de  qué es esto de bailar con el miedo.

 

Hay dos emociones principales: el amor y el miedo.

 

Aunque esto es simplificar mucho, es una forma de entender básicamente la forma en la estamos actuando en un momento dado.

 

A ver si te gusta esta forma de verlo, todo lo que te hace sentir bien procede de una energía de amor y todo lo que te hace sentir mal viene del miedo.

 

Es muy fácil bailar cuando nos encontramos bien y todo va genial (estamos sintiendo emociones derivadas del amor), ¿te imaginas cómo sería bailar con el miedo?

 

Toda emoción es precedida por un pensamiento, es decir, que el origen de todo es el pensamiento que nos ronda la cabeza.

 

Además si lo vemos realmente en la forma secuencial en que sucede todo esto diríamos que el orden sería:

  1. Pensamiento
  2. Emoción
  3. Acción
  4. Resultado

 

Y cómo me gusta entender todo de la forma más sencilla posible, en este punto y partiendo de que hay dos emociones básicas, podemos entender que también hay dos tipos básicos de pensamiento, lo que vienen del miedo o del amor.

 

En todo momento que tengas una sensación de angustia, estrés, malestar, preocupación, en definitiva “mal rollo”, párate un momento y piensa que pensamiento ronda tu mente, sin duda es un pensamiento cuyo origen es el miedo.

 

Únete a mi grupo de TELEGRAM y recibe contenido diario

 

 

Escondiendo al miedo

Tradicionalmente hemos rechazado el miedo, como es algo que no resulta así de entrada nada agradable pues hacemos como que no va con nosotros y miramos para otro lado.

 

Además mirando para otro lado creemos que a lo mejor pasa de largo como si fuese algo externo a nosotros.

 

No nos han educado en inteligencia emocional y eso de entender las emociones como que nos viene grande y preferimos pasar de ellas o incluso intentar camuflarlas bajo hora de televisión, redes sociales, comida alcohol, juego, etc…

 

Pero no me quiero ir por las ramas con esto último que me desvío del tema principal de que quiero hablarte (ya hablaremos largo y tendido de muchas más cosas, no pienso dejar de escribir…)

 

A lo que iba es que el miedo como otras tantas emociones que no nos hacen gracia pues eso, que creemos que pasando de ellas no nos afectan.

 

Pues aquí me siento en la obligación de decirte algo… cuanto más escondas tu miedo más poder irá teniendo hasta que un día puede hacerse insoportable o incluso convertirse en una enfermedad ya que somatizamos todas las emociones (este tema da para mucho, ya te escribiré sobre ello).

 

Ahora ya sabes que cuanto más quiera esconder el miedo más poderoso lo estás haciendo, es como el que barre y mete la suciedad debajo de la alfombra, no sólo no desaparece si no que cada vez habrá más cantidad de suciedad acumulada.

 

Pues si este ejemplo ha sido gráfico para ti, ya sabes lo que pasa cuando no quieres bailar con el miedo.

 

Bailar con el miedo
Bailar con el miedo, un enfoque diferente

 

Únete a mi grupo de TELEGRAM y recibe contenido diario

 

 

Hazte amigo del miedo

El miedo no existe más allá de tu cabeza, no es real, no puedes tocarlo, ni puedes sacarlo de ti, solo existe en tu sistema de pensamiento.

 

Al ser interno a uno mismo, cómo podemos pensar que si pasamos de él se irá, es como si jugamos a un tipo de “escondite” donde alguien ajeno a nosotros si no nos encuentra seguirá su camino intentando descubrir a otros jugadores y nosotros así ganamos la partida.

 

El miedo que quiera jugar contigo y tu ahí haciéndote “el muerto” sin hacerle caso, que poca cortesía….

 

Ya hemos visto que el miedo no es real y está solo en tu pensamiento, pero no te creas que por no ser real puedes decir “pues venga, no le hago caso y como no es real todo solucionado”.

 

El miedo te habla, te está dando la oportunidad para que descubras algo nuevo y des un paso adelante de aprendizaje y coraje.

 

Así que no lo rechaces, que si, que de entrada no es el amigo que te apetece tener, no te hace sentir bien pero solo es porque no te paras a ver ver que te quiere decir, realmente es ese amigo que te reta, que le gusta “tocarte las narices” pero que al final te hace ser mejor y superarte.

 

En el momento que no lo rechazas, aceptas que si aparece es por algo y además estás dispuesto a escuchar atentamente su mensajes, la magia sucede.

 

Ahora ya no pierdes energía en rechazarlo y en “hacerte el invisible” con la incertidumbre de si podrá encontrarte, puff qué cantidad de energía se pierde actuando así, es agotador.

 

Ahora tu decides

Es genial saber que el miedo aparece para darte un mensaje y que si te paras a escucharle puede ayudarte a evolucionar.

 

Solo con escucharle no sirve, aunque es ya un cambio importante hacia tu evolución, ahora toca realizar ese trabajo interior que solo los valientes están dispuestos a hacer.

 

Ahora tu tienes que tomar el control y decidir cambiar tu pensamiento para realmente decirle al miedo que has aprendido la lección y que ya de ese tema del que te quería hablar.

 

Lo de evitar el miedo es un asunto en el que has decidido cambiar tu pensamiento, dejar a un lado el miedo y pensar desde el amor. Con lo que sabes has dejado al miedo a un lado y has entendido su mensaje.

 

Ya has dejado atrás lo de acumular la basura debajo de la alfombra, ahora has barrido, has fregado el suelo y has tirado la basura, huele a limpio y tienes una sensación increíble dentro de ti.

 

Bailar con el miedo
Al otro lado del miedo está el éxito

 

 

Nada es para siempre

Eso sí, no pienses que ya has dejado al miedo a un lado, volverá a hablarte de otros temas y en otros lugares, es parte del camino de aprendizaje y debes aceptarlo en tu vida, ya sabes lo que pasa si lo rechazas ¿no?

 

La vida es como un viaje en coche, el miedo va en el coche, es parte del trato, eso si tu decides si dejarle el volante, llevarle al lado, sentarle atrás, dejarle que ponga la música o ser tú quien sea el protagonista de tu vida.

 

Espero que te haya gustado esta reflexión sobre el miedo, a mi el plantearlo así me ayuda mucho, eso no significa que a ti te sirva, yo siento la necesidad de compartir estos pensamientos para ayudar al mayor número de personas a sentirse mejor.

 

Gracias por tu tiempo

 

 

Únete a mi grupo de TELEGRAM y recibe contenido diario

 

Mentalidad para vender

Mentalidad para vender

 

Si bien todas las estrategias y técnicas de venta son muy útiles, la base del éxito en la venta es tener la adecuada mentalidad para vender.

 

Al igual que en todos los aspectos de la vida lo que creemos es lo que creamos y del nivel en que se encuentre nuestra mentalidad será el nivel de los resultados que cosechemos.

 

La mentalidad para vender es algo que sin ninguna duda debemos trabajar ya que nuestro potencial comprador va a detectar con total claridad nuestro nivel de seguridad, convicción y resolución a la hora de tener nuestra sesión de venta.

 

Aquí hay muchos aspectos a tener en cuenta para desarrollar lo que yo llamo “mentalidad imparable” (por cierto así se llama el canal de telegram donde comparto contenido gratuito cada día).

 

Aunque vaya por delante una cosa, por mucho que leas de mentalidad para vender sea donde sea, el éxito solo será posible tomando acción y aplicando todo lo que llegue a ti para comprobar por tus medios lo que funciona y lo que no.

 

Siempre lo digo… no te creas nada de lo que leas, ponte manos a la obra, aplícalo y de esa forma además de interiorizar realmente podrás comprobar si a ti te funciona.

 

Y es que últimamente estamos “infoxicados” o lo que es lo mismo “intoxicados de información” y eso que por una parte es algo muy bueno porque tenemos acceso a gran cantidad de conocimiento, por otro es una trampa mortal si no aplicamos e integramos ese conocimiento en los aspectos de nuestra vida que realmente puede sernos efectivo.

 

Vamos a ir viendo aspectos que considero imprescindibles si quieres tener una efectiva mentalidad para vender.

 

Celebra cada “NO”

 

Estar preparados para cualquier resultado en una sesión de venta es fundamental, si nos apegamos al resultado y queremos vender a toda costa vamos a tener muchos problemas.

 

Nunca sabemos de antemano el resultado de una acción de venta por lo que hay que estar preparados tanto para un “si” como un “no”.

 

Al fin y al cabo ambos resultados son excelentes si sabemos realmente sacar partido de ellos.

 

Por supuesto si la venta se produce es genial ya que hemos ayudado a nuestro cliente con ese servicio o producto que va ser el vehículo para obtener ese resultado deseado.

 

Además claro está del ingreso económico que supone la venta y que es necesario para la prosperidad de nuestro negocio.

 

Por otro lado si recibimos un “no” por respuesta y sabemos obtener el aprendizaje de lo ocurrido en esa sesión de venta vamos a comprobar que esa información nos hará generar muchas más ventas en un futuro ya que si hemos empleado una correcta selección de preguntas poderosas a nuestro potencial cliente vamos a sacar muchas pepitas de oro que nos harán progresar y mejorar continuamente.

 

Cada “NO” te acerca a un “SI” si sabes sacarle el partido, así que es importante celebrar cada venta no cerrada si de verdad has puesto toda la carne en el asador ya que no puedes reprocharte nada. 

 

Todo es aprendizaje, la vida nos ofrece continuas oportunidades para obtener un aprendizaje contínuo y poder mejorar cada día, una acción de venta es exactamente así, una oportunidad de obtener un feedback muy valioso que debemos acoger y aprovechar como un bien muy preciado.

 

Mentalidad para vender
Mentalidad para vender, lo más importante

 

 

Únete a mi grupo de TELEGRAM y recibe contenido diario

 

 

Escucha más y habla menos

 

Habrás oido un montón de veces la frase tan utilizada de “tenemos 2 oídos y una sola boca para escuchar más y hablar menos”, pues bien, aquí nos viene como anillo al dedo.

 

Si no tienes una mentalidad de ser paciente, de escuchar, de practicar la empatía hacia el prospecto es imposible que tengas éxito en tus acciones de venta.

 

Debes de haberte preparado para estar totalmente presente y practicando una escucha activa en tus procesos de venta. 

 

Ya sabes que ahora se habla mucho del mindfulness (que por cierto practico y me encanta), donde se habla de “estar presente”, de estar en el “aquí y ahora”. Pues aplicado a una sesión de venta es super poderoso ya que solo estando con los 5 sentidos en lo que está ocurriendo vamos a poder sacar nuestra mejor versión y realmente aprovechar esa oportunidad de venta al máximo.

 

¿Sabes algo que me va muy muy bien?, practicar una meditación breve antes de una sesión de venta y se produce la magia. No te imaginas lo potente que es el estar con una presencia plena y sin ruido mental en esa sesión. Si bien no siempre es posible hacerla, cuando tengo ocasión es oro puro.

 

 

Únete a mi grupo de TELEGRAM y recibe contenido diario

 

 

La conversación no tiene por qué ser cómoda

En muchas ocasiones nuestro potencial cliente no está preparado para dar el paso y adquirir nuestro producto o servicio (sobre todo si es high ticket).

 

Hay algún miedo que le impide tomar acción y si hacemos bien nuestra estrategia de preguntas poderosas en algún momento de la conversación debemos confrontarle para que rompa ese miedo que impide dar el paso para conseguir aquello que desea.

 

Esa voz interna que le impide salir de su zona de confort no le para de hablar y aquí debemos ser firmes y saber que gran parte de nuestra mentalidad para vender implica que puede haber momentos que no necesariamente son agradables o cómodos en la conversación.

 

Esto de entrada puede parecer desagradable y a muchas personas les da reparo hurgar en la herida pero teniendo claro que lo hacemos desde un sentido de ayuda tiene todo el sentido que nos tengamos que “poner serios” con nuestro potencial cliente.

 

 

Mentalidad para vender
La mentalidad es la base de todo

 

 

Resumen

 

Ya hemos hablado de la “infoxicación” a la que estamos sometidos cada día donde hay infinitos videos y post de cómo vender, múltiples técnicas de neuromarketing, tratamiento de objeciones, etc…

 

Ahora ya lo sabes, toda esta información no servirá de nada si no tienes la correcta mentalidad para vender.

 

Trabaja tu mentalidad, tus resultados serán proporcionales a tu mentalidad

 

Gracias por tu tiempo!!

 

Únete a mi grupo de TELEGRAM y recibe contenido diario

 

 

 

Vender es ayudar

Vender es ayudar

Por desgracia venimos de un pasado en el que la venta ha tenido muy mala prensa. Vender es ayudar y por el contrario para la mayoría de personas tiene connotaciones que relacionan la venta con manipulación, presión y técnicas poco éticas.

 

Por suerte los tiempos han cambiado y las personas cada vez tienen más información, esto hace que a la hora de comprar sean más selectivas y exigentes, siendo esto genial para quien ofrece un producto o servicio de calidad.

 

Vender es ayudar
Vender es ayudar, ambas partes ganan

 

Vender se produce constantemente

La venta no se reduce al hecho de intercambiar un producto o servicio por dinero, constantemente se produce una venta cuando convencemos a nuestro grupo de amigos de ir a un destino para esa escapada de fin de semana o bien cuando conquistamos a una pareja y le vendemos la idea de que somos la mejor opción para ser su compañía en este maravilloso viaje llamado “vida”.

 

Si vamos a una entrevista de trabajo nuestra misión es vender la idea de que somos la mejor opción para ese puesto y de la forma en que lo argumentemos tendremos éxito o no.

 

En definitiva la venta es ayudar, ojo, siempre que hablemos de una venta honesta y donde ambas partes salgan ganando, vamos lo que es un win-win en toda regla.

 

Si vendemos algún producto o servicio sabiendo que no es el más adecuado para nuestro potencial cliente estaremos engañando y ahí no hay sitio para la ayuda.


Únete a mi grupo de TELEGRAM y recibe contenido diario

 

Hablamos siempre de venta honesta

Aquí hay que tener en cuenta que aplicando técnicas de persuasión y gatillos mentales podemos estar cayendo en la manipulación si sabemos que no estamos siendo honestos. En este caso la venta se puede producir pero no estará siendo desde la ayuda y desde luego no estaremos generando una buena energía en esa transacción.

 

La venta desde realmente “ayudar” hace que nuestro potencial cliente obtenga esos beneficios que tanto quiere y además crearemos una relación a largo plazo donde seguramente nos compre algo más ya que nos percibe como la mejor opción para sus necesidades en el ámbito concreto que le estemos ayudando.

 

Únete a mi grupo de TELEGRAM y recibe contenido diario

 

Interés real por nuestro prospecto

Para realizar una venta desde la ayuda y la honestidad debemos conocer las necesidades de nuestro potencial cliente, estamos vendiendo de “persona a persona” y para ello es vital conocer que quiera conseguir la persona con la que hablamos.

 

Y solo hay una forma de obtener esa información y es preguntando, vamos a realizar preguntas poderosas para poder saber con el máximo detalle posible todas esas necesidades y deseos que el prospecto quiere satisfacer.

 

La venta tradicional se basaba en recitar una serie de características y beneficios que el producto o servicio “supuestamente” tenía para el potencial cliente. 

 

Y digo “supuestamente” porque si no se hacen las preguntas adecuadas simplemente no se sabe qué es lo que quiere o necesite la otra persona y es imposible saber si la solución es adecuada, si de verdad le ayuda.

 

Si no sabemos qué quiere conseguir cómo vamos a asegurar que la solución es acertada y que obtendrá esa supuesta lista de beneficios que han sido aprendidos de carrerilla y recitados de forma impersonal siguiendo un terrible guión totalmente impersonal. 

 

La venta es el comienzo de una relación
La venta es el comienzo de una relación

 

Relación a largo plazo

Cuando un cliente nos compra una vez es muy superior la probabilidad de que nos vuelva a comprar, por ello crear relaciones a largo plazo es una garantía de éxito para nuestro negocio.

 

No solamente nos puede comprar ese mismo cliente en nuevas ocasiones si no que va a convertirse en un embajador de nuestro producto o servicio ya que la mejor publicidad es la de toda la vida: “el boca a oreja”.

 

A todo esto se suma la satisfacción personal de saber que estamos ayudando de forma efectiva a nuestro cliente y que nuestro producto o servicio es garantía de éxito. Dependiendo del tipo de negocio incluso podremos utilizar testimonios de clientes satisfechos en video o texto para animar a potenciales clientes a que tomen acción.

 

A esto se le denomina “prueba social” y es uno de los conocidos gatillos mentales que persuaden al potencial cliente para que tome acción y de el paso para comprar nuestro producto o servicio.

 

Ahora ya lo sabes

Si has llegado hasta aquí ya sabes que la venta es ayudar siempre que se haga desde la ética, la honestidad y la voluntad de un beneficio mutuo.

 

Ya no tienes excusa para vender desde la ayuda y disfrutar de verdad de tus procesos de venta, no digas que nadie te lo dijo.

 

Muchas gracias por tu tiempo!!!  😉

 

Únete a mi grupo de TELEGRAM y recibe contenido diario